Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fastfood’

italiano

El nombre de este bocadillo: “Glorioso”, tiene un doble objetivo, describirlo cuando está bien hecho y sobre todo, servir de homenaje a Gloria de Canela kitchen, que con su primer comentario ha hecho que tenga sentido este blog.

Los más avispados os preguntareis cómo un italiano puede homenajear a una chilena. Pues es bien sencillo, en  la angosta y larga franja de tierra al oeste del mundo es muy popular un tipo de fast-food autóctono del que destacaría un bocadillo conocido como “Italiano”.

Frankfurts, churrasco (carne de ternera a la plancha), carne mechada (ternera hervida) , ave (pollo), lomito (de cerdo o chancho) forman el elenco protagonista de una alineación de bocadillos que se pueden comer con diferentes “agregados”.

“Agregados” o guarniciones como Paltamayo (aguacate y mayonesa) que junto al tomate se convierten en un “Italiano”; porotos (judías) verdes y ají crean un “chacarero” y patatas fritas, cebolla y huevo frito le dan el adjetivo de “a lo pobre”.

En cualquier restaurante o bar de la geografía chilena siempre habrá un cocinero dispuesto a hacer cualquiera de estas especialidades. Desde los más populares que se amontonan bajo los soportales de la Plaza de Armas al histórico Domino’s, con impeclables camareros de punta en blanco que lo sirven con jugos de chirimoya, mango o piña.

En este caso, os quiero presentar el Italiano, cuya versión doméstica, además de sacarme del apuro en pensar en una cena más elaborada en incontables ocasiones, me acerca un poco a ese lugar del mundo que me trató tan bien. 

Ingredientes

1 buena salchicha que en España conocemos como de Frankfurt
Pan de viena de medida stándar
1 aguacate maduro, pero sin estar ennegrecido, los españoles pueden valer, si no tenemos alguna de las múltiples variedades que se encuentran en Chile
1 tomate maduro
mayonesa a voluntad

Elaboración

¿De verdad hace falta? Me da un poco de vergüenza, pero ahí va. Se abre el pan con cuidado de no romperlo, se tuesta para que resulte más crujiente y se hierve la salchicha. Mientras, se aplasta la palta o aguacate con la ayuda de un tenedor, sin llegar a hacer una pasta: hay que notar los trozos. El tomate se parte en pequeños cuadraditos.

Y nada, a montar. Salchicha, palta y tomate a voluntad y se acaba con la mayo. Ahora llega la mejor parte. Se arma uno con una servilleta y se come de manera lateral. No sé si me explico, quiero decir que no se cierra, si se ha hecho bien, no se puede. Hay que comerlo con los ingredientes en la parte de arriba. ¡A disfrutar!

chile  

Read Full Post »