Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Galletas’ Category

Galletas consal

Llegamos de noche, muy tarde. Módica dormía plácida cuando un par de españolitos se presentaron derrotados ante su espléndido gótico. Una pensión completa, dos y a la tercera, Gianni y Clara nos abrieron las puertas de su casa.

Derroche de barroquismo doméstico, incluídos muros de papel cartón imitando un roquero en el salón. Fotos de los nietos, de Gianni en su antiguo trabajo como ferroviario, de una boda siciliana en blanco y negro.

Para rematar, un loro parlanchín dentro de una jaula que presidía el comedor. Por la mañana descubrimos, desde nuestro balcón, una ciudad color siena, protegida en un valle y vigilada por el Duomo di san Giorgio. Y en sus calles, un ambiente de villa rural, altivo y cercano, orgulloso de su cultura.

Una cultura cuya gastronomía preside el chocolate. Introducido por los españoles que dominaron la isla durante varios siglos, se mantiene eleborado casi a la manera inca. De textura terrosa, primitiva, conserva todo el sabor y te hace experimentar el pasado.

La Antica Dolceria Bonajuto es una de sus mejores elaboradoras.  Allí descubrimos que chocolate no es sinónimo de dulce, que el chile o la sal pueden combinar con el cacao de a las mil maravillas.Con esa idea en la cabeza, nacen estas galletas de chocolate con sal, adaptando una receta de Pierre Hermé.

Ingredientes: (Para unas 30 galletas de chocolate)

110 gr de mantequilla
110 gr de azúcar moreno
100 gr de azúcar glass
1 huevo
225 gr de harina
1/2 cucharada de levadura química
200 gr de chocolate troceado a cuchillo
20 gr de cacao puro
20 gr de sal (mejor flor de sal o Maldon, que no se deshaga fácilmente con el calor.)

Elaboración:

Troceamos el chocolate bastamente y se reserva. (También se pueden utilizar perlitas de chocolate como de cookie). En un bol, se mezcla bien la mantequilla a temperatura ambiente con los dos azúcares.

A esta mezcla se añade el huevo. Se incorpora la harina y la levadura. Cuando quede sin grumos se  introduce el cacao y la sal. Y se introducen los trozos de chocolate.

Con esta masa se hace un rollo, una especie de brazo de gitano, del diámetro que queramos nuestras galletas. Se prensa con film plástico y se deja endurecer en la nevera.

Cuando esto ha sucedido, se cortan las galletas y se van introduciendo en el horno precalentado a 170º sobre un papel sulfuruziado o de horno.

Al cabo de diez minutos, estarán hechas y tendremos que esperar a que se enfríen sobre una rejilla para disfrutar de esta sorprendente combinación.

galletas con sal

Read Full Post »

carquinyolis

Con esta receta me di cuenta de que muchas de las cosas que hacen en las pastelerías se pueden realizar en casa con algo de voluntad, mesura y buenos ingredientes.

Al verlos salir del horno, me sentí como un auténtico profesional de la pastelería e incluso pensé en retirarme al campo y dedicarme a una vida más relajada, y me vi alimentando un horno de leña, las manos sucias de harina, niños correteando y escuchándo a los pájaros piar.

De vuelta a la realidad, empecé a escuchar a las golondrinas que como cada año han vuelto, compré online una entrada para un concierto que se celebraba a dos manzanas de mi casa y quedé para celebrar el cumpleaños de un amigo que vive a tres paradas de metro. Decidí que dejaría el neorruralismo para más adelante y cogería con mis manos los piñones para esta receta dentro de unos años.

Los piñones le dan personalidad a esta receta. Piñones o almendras, avellanas, pistachos o cualquier otro fruto seco que se os pueda ocurrir, solo o en combinación. Por ejemplo, también están muy buenos con pistachos y avellanas o solo con almendras. Pero vamos a la fácil receta que aprendí del maestro Harry Haller.

Ingredientes:

Piñones a voluntad (o almendras, avellanas, pistachos, pasas… ¡Imaginación, amigos!)
100 gr de mantequilla (Aunque en pruebas recientes he visto que queda mejor sin ella o con muy poca)
150 gr. de azúcar blanco
2 huevos
Zumo y ralladura de limón
300 gr de harina
Levadura instantánea
Sal

Elaboración: 

Se tuestan los frutos secos en el horno y se pelan las posibles pieles. Mientras, se inicia la masa mezclando la mantequilla con el azúcar hasta que empiece a blanquear. Se van añadiendo los huevos, la ralladura de limón y el zumo. Luego se añade el resto de ingredientes; la harina, la sal, la levadura y los frutos secos elegidos. 

Sobre un papel de horno con algo de harina se pone esta masa, que habrá quedado basta y consistente, formando unas barras (normalmente saldrán dos) del ancho de los futuros carquiñolis.  

Y al horno, que estará caliente de haber dorado la fruta seca, a unos 180º. Cuando las barras estén doraditas, después de unos 20 minutos o media hora, se sacan del horno y se deja enfriar. Esto es importante para que se solidifique un poco la masa y se pueda cortar con más facilidad, que luego da mucha pena que se rompan todos por las prisas. 

Se cortan con un cuchillo de sierra, con movimientos cortos y amorosos, y se vuelven a poner al horno, unos 10 minutos por cada lado, eso a gusto del consumidor. Un poquito de vino dulce o leche y !a disfrutar!

carquinyolis2

Read Full Post »