Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘receta de atún’

Propongo crear un comité de bienvenida de estos santos animales. Un cortejo festivo que podría situarse en Barbate o Chiclana para recibirlos como se merecen cuando entran a desovar al Mediterráneo.

Hacer una gran fiesta y poner una pancarta atravesando el estrecho como en el Tour. También se les podría recibir poniéndoles un collarcito de flores tipo Hawaii.

Y todo, antes de que los japoneses se los acaben. El atún rojo está a punto de desaparecer y entre todos tenemos la obligación de exigir tamaños legales y peces como Dios manda.

Como es el caso de éste, del que no os enseño el DNI, pero lo llevaba. Al menos eso me dijo la pescatera.

En casa, el bonito con tomate es sinónimo de verano. Es uno de los olores con los que me despertaba mi abuela muchas mañanas.

En Asturias, el bonito se cocina casi siempre con tomate y también se suele comprar uno grande por temporada para envasar en aceite, en una labor que dura casi todo un día e implica a toda la familia.

Con ese recuerdo en la cabeza y alguna idea renovada os traigo esta receta: Timbal de atún con pisto y patatas confitadas.

Melva con pisto
Ingredientes:

Un par de rodajas hermosas de atún o bonito por comensal
Pimiento rojo
Pimiento verde
Calabacín
Cebolla
ajo
Tomate
Patatas
Aceite y sal

Elaboración:

Pisto:
Lo primero que prepararemos será el pisto. Para  ello, habrá que empezar a pochar la cebolla y el ajo, a fuego lento, cuando empiecen a dorarse, se añade un poco de agua, con lo que conseguimos que la cebolla quede mucho más blanda.

Cuando se evapore el agua, se añade el resto de verduras. Los pimientos y el calabacín. Salamos el conjunto para conseguir que se haga más rápido y que pierda un poco de consistencia.

Cuando las verduras han alcanzadoel punto deseado, se añade el tomate, pelado y cortado a cuadraditos. Un poco más de sal, aúcar y algo de pimienta. Se deja reducir y cuando veamos que el tomate se despega de la sartén está listo.

Patatas confitadas:

Mientras esto va pochando, podemos ir haciendo las patatas. Para ello, las cortamos en rodajas como de unos 3 mm y calentamos abundante aceite de oliva. Tenemos que conseguir unos 70º aprox.

Esto es cuando empiezan a salir pequeñas burbujitas en el aceite. En ese momento, introducmos las patatas, lo que hará que baje la temperatura. Las sacamos cuando veamos que están blandas  y tienen algo de color uniforme.

Atún:
Por último, el atún. Hay mil maneras de hacerlo, pero la que os recomiendo encarecidamente es a la plancha ya que permite mantener todo el sabor del glorioso pescado. Casi crudo, simplemente dorado por las dos caras.

Y por último emplatamos. Aquí, para que quedase guapo en la foto, he utilizado un molde poniendo una capa de patata, luego el pisto y coronándolo con la rodaja de atún.

Esperemos que sigan llegando así de fuertes y hermosos.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.